Home Información Blog La minería u tus iniciativas para un Planeta Positivo
Volver a Blog
oct. 29, 2021

La minería u tus iniciativas para un Planeta Positivo

La preocupación por la sostenibilidad es una realidad en todas las empresas, esto no es diferente en la minería. Aquí hay algunos ejemplos que nos ayudarán a saber qué está sucediendo en las industrias, en nuestro mercado y cómo podemos pensar en iniciativas para tener una huella ecológica positiva. Vale la pena leer!

Según KPMG, casi el 90% de las empresas mineras que operan en Brasil tienen planes de descarbonización bien establecidos, lo que las llevará a tener cero emisiones de carbono (net zero carbon) para 2050. Con ello, se alinean con lo que las principales cadenas productivas del mundo deben acordar durante la Cumbre del Clima del 2020, aplazada a este año (COP-26) y programada para noviembre en Glasgow, Escocia.

La industria siderúrgica, a su vez, viene mirando más las políticas ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) debido al inminente impuesto al carbono anunciado por la Unión Europea en julio. Resumiendo, el bloque de las principales economías del viejo mundo está discutiendo la imposición de un impuesto a los productos importados que no tienen los mismos niveles de descarbonización que los de las fábricas europeas.

La propuesta todavía se encuentra en análisis por el Parlamento Europeo, pero si se aprueba, la siderurgia es uno de los sectores incluidos en la lista.

Vale y Ternium confirman transición energética

Minera Vale está implementando un proceso de migración a nuevas fuentes de energía como el uso de biomasa, y ya vislumbran el hidrógeno verde.

En tanto, el fabricante de acero Ternium está trabajando en un plan de transición energética de alrededor de US$ 500 millones y tiene el gas natural como uno de sus pilares.

 

Uso de água

Nuevo proceso podría descontaminar relaves con menores costos

Un nuevo proceso para tratamiento de aguas residuales está en desarrollo en el Massachussets Institute of Technology (MIT), y de acuerdo con el sitio Mining.com (https://www.mining.com/energy-efficient-approach-for-treating-water-contaminated-with-heavy-metals-could-be-applied-at-mine-sites/), el método podría aplicarse a la minería para permitir un descarte correcto o reutilización de los relaves mineros.

Los investigadores Huanhuan Tian, Mohammed Alkhadra, Kameron Conforti y Martin Bazant afirmaron en un artículo científico que su método de tratamiento puede separar los metales del agua contaminada permitiría incluso la utilización de los metales en la producción de artículos de alto valor, como semiconductores y productos farmacéuticos.

Economía circular

Cómo la economía circular puede contribuir con la minería sostenible

La llamada economía circular ya encontró su manera de entrar al mundo de la minería. Su principio es el de que la parte final de un determinado proceso productivo pueda encontrar un nuevo comienzo, evitando así los desperdicios de materiales y recursos. La reutilización, el reciclaje y el reacondicionamiento son los medios por los cuales el ciclo de una producción industrial genera recursos para nuevos ciclos. El resultado es, frecuentemente, una importante reducción de los impactos ambientales.

En la minería, hay muchas puertas de entrada para la economía circular. Partiendo de los principios, hay que recordar que la minería trabaja con materiales con potencial de reciclaje infinito, como son los minerales metálicos. Además, los metales tienen por su propiedad natural alta durabilidad, resistencia y anti-corrosividad. Con estas características, existen incentivos económicos reales para la reutilización de los metales en nuevos procesos de producción.

Creatividad

Pero hay que ser más creativo al pensar la aplicación del concepto de economía circular en la minería. De cierta forma, la intensa huella ambiental de la minería tradicional nos genera una enorme oportunidad para entregar resultados excelentes en términos de su reducción.

Hoy por hoy, la minería provee materiales residuales para otros procesos. Por ejemplo, rocas residuales son usadas como agregados para construcción vial y diseño de paisaje. Relaves provenientes del tratamiento de rocas ácidas (altos en hierro) pueden servir como pigmentos. Y otros más subproductos de los procesos mineros pueden entrar como materiales nobles en la producción de cemento, cerámicas, resinas, vidrios entre muchas otras aplicaciones.

La pregunta que nos debiéramos hacer es: ¿qué más lejos podríamos ir? Desde Japón, surgen nuevas ideas que pueden inspirar toda la minería. Mitsubishi Materials está adoptando un modelo de negocios orientado al reciclaje en todas sus operaciones, de acuerdo al sitio Mining With Principles (https://miningwithprinciples.com/the-circular-economy-in-mining-and-metals/).

La empresa está renovando sus tecnologías de fundición para dar solución a la generación de residuos en todas sus actividades, desde tarros de aluminio hasta partes de electrodomésticos. En sus procesos industriales, Mitsubishi Materials está recuperando materias primas para fundirlas y reincorporarse a la producción. Se recoge el polvo de clinker de sus plantas de cemento para fundirlo con calcio y materia prima auxiliar, resultando en escoria de cobre que se vuelve materia prima para otros procesos productivos.

Una importante fuente de ideas para la economía circular minera es la llamada “mina urbana”, actualmente compuesta principalmente por los residuos electrónicos. Cobre, tungsteno, plata, litio y muchos otros minerales nobles existen en abundancia en los miles de teléfonos y circuitos descartados todos los años en todo el mundo. Hay que inventar maneras de recuperar dichos materiales.

 

Eficiencia energética

La transición energética em la minería hacia la energía verde

Actualmente la mayoría de los países (incluido Brasil) depende de los combustibles fósiles, en diferentes porcentajes, para la generación de energía en diversas actividades económicas. Sin embargo, estos combustibles no son renovables y contrastan con los muchos tipos de recursos de energía renovable, como la energía eólica y solar, que se reponen constantemente y nunca se agotan.

La “energía renovable” puede definirse como aquella obtenida de fuentes naturales capaces de regenerarse y, por lo tanto, prácticamente inagotables. Entre los tipos de energía renovable se encuentran: energía eólica (obtenida del viento), energía solar (obtenida del sol), energía hidráulica o hidroeléctrica (obtenida de ríos y otras corrientes de agua dulce), biomasa y biogás (extraída de material orgánico), energía geotérmica (obtenida del interior de la Tierra), energía mareomotriz (obtenida de las mareas) y energía del hidrógeno (obtenida de la combinación de hidrógeno y oxígeno).

Históricamente, el mercado minero se ha enfrentado al gran reto de reducir o controlar el consumo energético, artículo que supone en torno al 10% del gasto medio total de la actividad – variando en función del tipo de mina y de si está o no conectada a la red eléctrica.

La actividad extrae energía del gas natural, diésel, electricidad, carbón y otros aceites. Considerando todos los tipos de energía, los mayores consumos son de electricidad y diésel. Sin embargo, si tenemos en cuenta que las minas están instaladas en regiones carentes de infraestructura eléctrica y con serias dificultades para un suministro adecuado de electricidad, así como escasa disponibilidad de ingeniería eléctrica y experiencia en electricidad, el diésel es la principal fuente de energía operativa para las empresas mineras, lo que las convierte en un importante contaminante del medio ambiente.

El crecimiento de la actividad minera requiere una expansión constante de la capacidad de generación de energía y por lo tanto requiere una gran velocidad de respuesta para aumentar la capacidad y generación de alta disponibilidad y redundancia.

Por lo tanto, la implementación de fuentes de energía renovables está ganando cada vez más espacio en la minería, aunque la mayoría de las empresas todavía están impulsadas por los combustibles fósiles tradicionales. Según una estimación de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la industria extractiva es uno de los sectores que más energía consume. En total, el 11% del consumo final se atribuye a la minería.

Pero, ¿cómo expandir la actividad económica del sector sin dañar el medio ambiente y las comunidades alrededor de las minas? Los expertos responden a estas preguntas proponiendo la composición de una matriz energética híbrida, que incluye energías renovables. Según ellos, estas soluciones híbridas permiten ofrecer potencia y garantizar la potencia en lugares que no tienen acceso a la red eléctrica o tienen problemas con ella.

El diferencial de las soluciones híbridas es el uso de los recursos energéticos disponibles en el sitio para proporcionar energía sostenible, segura y asequible mediante la integración de diferentes tecnologías de generación de energía: solar, eólica, biomasa, hídrica (PCH), diésel y baterías.

La defensa es que las soluciones híbridas con energía renovable proporcionan un suministro energético constante, seguro y limpio, y su generación está controlada por la propia mina.

Además, estas soluciones permiten la reducción de la huella de carbono en el producto final comercializado por la empresa minera y la emisión de gases de efecto invernadero, lo que permite mejorar la imagen de la empresa minera con la población con la que interactúa.

Y, finalmente, cuando la actividad de la compañía minera termina, las plantas híbridas de energía renovable pueden ser entregadas a las poblaciones locales para que tengan energía a un costo casi cero.

Según el Foro Económico Mundial, en algunos países la industria de las energías renovables ha alcanzado el llamado “punto de inflexión”. Esto significa que cuesta lo mismo – o incluso menos – que la que proviene de fuentes contaminantes.

La inversión en energía renovable en el sector minero se estima en alrededor de US$ 4 mil millones en los próximos tres años.

 

Salud & seguridad

EE.UU. tendrá nuevas normas para minería en superficie

Seguridad laboral relacionada con uso de equipos motorizados será reforzada

La administración de salud y seguridad laboral para minería de Estados Unidos (MSHA, por su sigla en inglés), anunció la propuesta de una nueva norma para empresas mineras que tengan seis o más trabajadores. La norma afectará la situación de minería de superficie y minería subterránea.

De acuerdo con el sitio IM Mining, la agencia MSHA quiere determinar que las empresas tengan una guía de seguridad escrita para manejar los equipos móviles y vehículos que trabajan en la superficie de sitios mineros. La intención es que la empresa identifique los riesgos asociados al uso de dichos equipos, como son los camiones mineros, los tractores de oruga, cargadoras frontales, excavadoras y otros. La norma no incluye sistemas de transporte de material por cintas.

De acuerdo con la entidad oficial del gobierno estadounidense, “mientras los accidentes en minas están en descenso, los accidentes que involucran equipos móviles motorizados son aún la causa principal de fatalidades en la minería del país. De todas las 739 fatalidades ocurridas en minas de los EE.UU. entre 2003 y 2018, 109 fueron provocadas por riesgos relacionados al trabajo cercano o la misma operación de estos equipos, en minas de seis o más trabajadores”.

Varios representantes de la industria minera comentaron que la adopción de mejores tecnologías de seguridad es un objetivo a lograr, pero enfatizaron también la importancia de tener en cuenta las particularidades y características de cada mina para mitigar los riesgos de la operación.

La agencia pública estuvo de acuerdo con que las empresas mineras escriban sus nuevas normas de seguridad adaptándolas a su realidad específica. Estos planes de seguridad laboral tendrán que contener acciones de identificación y reducción de riesgos relacionados a los equipos, y tendrán que ser evaluados y actualizados periódicamente. 

 

Volver a Blog