Home Información Blog Blog de minería y metales Home Office: Una gran medida pero de género desigual “ El trabajo en casa compartido siempre es efectivo”
Volver a Minería y refinación de metales
abr. 6, 2021

Home Office: Una gran medida pero de género desigual “ El trabajo en casa compartido siempre es efectivo”

Romina Altamirano
Romina Altamirano
Gerente de Gestión Comercial
Mucho se ha debatido acerca de los efectos tanto negativos como positivos que ha traído el coronavirus a nuestra sociedad, y precisamente uno de las mejores consecuencias que ha provocado es la llegada del teletrabajo; una iniciativa que comenzó de forma incipiente en nuestro país y que hoy es una realidad tanto a nivel legislativo como en la vida diaria.

El home office tiene aspectos destacables y sumamente positivos para la vida de las personas en general, ya que puede generar desde ahorros en traslado hacia el empleo lo que se puede transformar en eficiencia para la empresa, como también la posibilidad de compartir más tiempo con la familia o distribuir de mejor manera nuestro tiempo libre. Sin embargo, para las mujeres representa un desafío mayor.

Cuando digo que es un desafío mayor me refiero a que pareciese ser que para las mujeres nuestro rol de trabajadora y madre, en estas circunstancias, se hace indivisible: no hay un espacio físico que nos permita diferenciarlos, todo ocurre en un mismo lugar y todos comparten el mismo espacio físico, lo que claramente dificulta manejar las demandas que recibimos tanto de nuestro público interno como externo.

¿Qué perdimos de vista o qué es lo que nos falta para que el home office sea una herramienta beneficiosa para todos?

Así como la llegada del Covid-19 impuso la implementación del home office; y que seguramente generará un cambio cultural a nivel organizacional dentro de las empresas; el home office también debe impulsar un cambio cultural desde el punto de vista de la conciliación de lo laboral y el rol que cumplen hoy muchas mujeres en el hogar.

Hemos dejado de lado la transformación cultural que implica el home office y solo nos hemos enfocado en el ámbito laboral. Sin embargo, para que ese cambio cultural comience a tomar forma, es preciso que en las familias se actué bajo corresponsabilidad. La Asociación de Municipalidades de Chile levantó un sondeo entre mujeres mayores de 18 años para conocer cuál es la situación que viven en esta cuarentena respecto al trabajo y la equidad, el resultado: casi un 60% afirmó que no existe disposición de los hombres para ayudar en las labores del hogar.

Podemos estar de acuerdo o no con esta cifra, sin embargo, hay algo que es cierto y es que hoy, el home office rompió el delgado equilibrio que habíamos logrado entre vida laboral vs familiar. Es por ello que el llamado es a trabajar juntos y contar con el compromiso de todos los que conformamos la sociedad para que este home office no parezca que tuviese género.
El trabajo en casa compartido siempre es efectivo, ante la Crisis Sanitaria Metso visibiliza la importancia del trabajo doméstico y de cuidados desde un enfoque de género:

• Debe ser valorado porque cumple un rol central en el funcionamiento de los diversos hogares y economías de nuestro país y del mundo.
• Debe ser de responsabilidad de todos y todas quienes comparten un hogar de forma equilibrada.
• La corresponsabilidad debe ser un motor central para nuestras y nuestros trabajadores para la construcción de hogares más justo y equitativos.

Es importante que comprendamos la importancia de la corresponsabilidad y lo que significa, sólo de esta manera daremos paso al cambio cultural al cual el home office nos está llamando: no es solo un cambio desde lo laboral, es un cambio integral.

Volver a Minería y refinación de metales
¿Necesita ayuda? Contacta a un experto haciendo clic aquí
Tu informacion está segura. Consulte nuestro Aviso de privacidad para más detalles.
¡Gracias!
En breve nos pondremos en contacto contigo. Puedes enviar una nueva consulta después de 15 minutos.
Contacto